Si tienes puertas o muebles con bisagras industriales y estas te están dando problemas, no te preocupes porque en cerrajero 24 horas, te acercamos todos los detalles que debes saber para poder solucionar este problema y que no se convierta en una molestia mayor con el tiempo.

Pues bien, en algunos casos, el hecho de que la bisagra no esté en buenas condiciones indica debilidad estructural de la puerta o el mueble. La buena noticia es que esto tiene una solución bastante fácil. Si tu bisagra chirría es por la fricción, lo que se suele producir más a menudo como resultado de la acumulación de suciedad en las partes móviles de las bisagras. Se necesitan las herramientas correctas para quitar temporalmente parte de las bisagras con el fin de limpiar a fondo todos las partes también las difíciles de alcanzar.

Si tienes que trabajar con bisagras que forman parte de la maquinaria industrial y / o puertas pesadas debes saber que requiere precauciones de seguridad adecuadas, así que asegúrate de seguir todas estas recomendaciones.

1. Haz palanca hacia fuera del pasador de articulación

Antes de limpiar y lubricar cada bisagra, el perno que la sostiene debe ser eliminado temporalmente. Dependiendo de la edad de la bisagra, este pin puede requerir un poco de esfuerzo para aflojarse y sacarse o un esfuerzo mayor. Mantén un clavo grande directamente debajo del extremo de la clavija en la parte inferior de la bisagra. Toca con cuidado el clavo con el martillo para aflojar el pasador de por lo menos de 1 pulgada. Una vez que has hecho esto, utiliza el extremo plano del destornillador o cincel para hacer palanca lentamente en el resto de la salida. Asegúrate de no usar demasiada fuerza, para que no se doble el pasador de la bisagra.

2. Limpia

Una vez que hayas retirado el pasador de la bisagra, separa las hojas de la bisagra. Utiliza u lana de acero de grado medio para limpiar los residuos y desechos de todas las áreas de la bisagra, incluyendo el pasador. Dependiendo del tamaño de la articulación, es posible que tengas que cortar la almohadilla de lana de acero en piezas más pequeñas con el fin de llegar a todas las áreas. Asegúrate de no utilizar lana de acero de un modo muy fuerte, ya que acabarás rascando la bisagra; hacerlo puede llevar a peores problemas que la suciedad y la acumulación de suciedad en un futuro.

Artículo relacionado:

3. Aplicar lubricante

Cubre todas las partes de Tu bisagra con un lubricante comercial recomendado para bisagras industriales. Ante cualquier duda, consulta con el fabricante de la bisagra. Limpie el exceso con un trapo limpio. Coloca la bisagra y revisa todos los movimientos todos los movimientos posibles para ver si todavía hay chirríos. Repite los paso en todas las bisagras.

4. Comprueba la alineación

Cuando algunas bisagras industriales aún chirrían a pesar de haber sido limpiadas y lubricadas, por lo general es debido a la alineación indebida cuando se instalaron por primera vez. En este caso, desinstala los elementos móviles que están sosteniendo en su lugar a las bisagras e inspecciónalos para comprobar si hay desalineación. Este desajuste es generalmente de menor importancia. A menudo se puede corregir con tu martillo y un destornillador. Aprovecha cuidadosamente cada hoja de la bisagra hacia arriba o hacia abajo hasta que veas las partes móviles se alinean correctamente. Vuelve a colocar las partes en su sitio.

Como veis son pasos sencillos que bien se podrían aplicar al resto de bisagras aunque en esta ocasión son específicos de las bisagras industriales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!